Taiwán enfrentando a los desafíos: Creando un modelo para el Nuevo Valor Asiático

Gracias a Bonnie y a CSIS por recibirme en su nuevo edificio magnífico.

Sr. Burghardt, Sr.Campbell, distinguidos invitados, damas y caballeros, y amigos de la prensa,

Es maravilloso poder estar aquí en Washington, DC de nuevo. Es un gran placer para mí encontrarme con ustedes hoy. Les agradezco sinceramente a los compañeros del CSIS por hacer este evento posible.

Enfrentando nuevos desafíos

En el 15 de abril de este año, el Partido Democrático Progresista(PDP) me nombró como su candidata presidencial para las elecciones en 2016. Es un gran honor poder cooperar junto con un partido político que luchó contra el autoritarismo, e hizo que Taiwán se convertiera en un país donde se aprecian la libertad y los derechos humanos. El PDP se enorgullece por haber desempeñado un papel fundamental trayendo cambios monumentales en Taiwán.

Como la candidata presidencial, tengo que estar preparada para los desafíos domésticos y exteriores cada vez mayor, desde la erosión gradual de la libertad y democracia, hasta el incertidumbre sobre la capacidad de Taiwán para mantener su independencia económica.

Al responder estos desafíos, en realidad estamos creando en Asia un modelo de los nuevos valores asiáticos, en el cual se destacan la democracia participativa, la distribución equitativa, la justicia social, una economía basada en la innovación y la diplomacia pacífica y proactiva.

Respondiendo a los desafíos de la democracia

Durante estos años, como señalan algunas organizaciones internacionales renombradas, la libertad de expresión, de prensa y los derechos humanos han sufrido un empeoramiento constante. En el marzo del año pasado, el proceso irregular y antidemocrático de la ratificación de un acuerdo comercial bilateral entre Taiwán y China causó la explosión de fuertes fuerzas sociales que buscaron cambiar el curso del Gobierno. Parte de esas fuerzas ahora tratan de participar en la política a través de escrutinio público o postulación para las elecciones legislativas.

Las nuevas fuerzas sociales y políticas surgidas en los últimos años frenarán al Gobierno si éste no esté listo para transformarse en un gobierno más transparente o abrirse para mayor participación del pueblo. Sin embargo, si el Gobierno procede democráticamente, permitiendo que estos potentes impulsos participen en el proceso de la toma de decisiones, y acepta en todos los momentos el escrutinio público, el Gobierno se volverá más eficiente y responde mejor a la opinión pública. Y esto es lo que quiero fomentar para profundizar la democracia en Taiwán.

El estancamiento económico y los problemas sociales

Para la mayoría de los taiwaneses, el estancamiento de la economía de Taiwán y la pérdida de empuje del crecimiento económico se han convertido en su mayor sufrimiento. El fortalecimiento de China como "la Fábrica del Mundo", causó gran impacto al modelo económico taiwanés de "Crecimiento Impulsado por la Eficiencia", creando una desigualdad de riqueza cada vez más grave, la pérdida de empleos y el estancamiento de salarios.

El desaceleramiento económico ha golpeado más duro a la generación jóven especialmente, quien se encuentra en un ambiente económico mucho más severo que sus padres. Además, diversas pensiones públicas esconden grandes deudas que peligran su operación sostenible. Y las redes tradicionales de seguridad sociales basadas en las familias, ya no son aptas para un Taiwán altamente urbanizado. Bajo estas circunstancias, es imaginable lo pesada que es la carga que cae sobre los hombros de los jóvenes taiwaneses.

Las medidas económicas

De forma que la prioridad del PDP, tan pronto que gobierne el país de nuevo, es proponer una nueva vía para que la economía pueda avanzar. Estoy lista para promover un nuevo modelo de desarrollo económico centralizado en "innovación, creación de empleos y una distribución equitativa".

El objeto central de este nuevo modelo, es transformar un modelo de crecimiento económico "impulsado por la eficiencia", al otro que está "impulsado por la innovación", a fin de crear de nuevo la competibilidad de Taiwán. Este nuevo modelo también logrará un equilibrio entre el crecimiento económico y las necesidades sociales. Además, deseamos que con este nuevo modelo, podemos reducir la dependencia a un sólo mercado externo, asegurando de esta forma la autonomía de la economía taiwanesa. La ex-Secretaria del Estado de los EE.UU, la Sra. Hillary Clinton, había recordado amablemente a nosotros que "si Taiwán pierde la independencia económica, se volvería vulnerable." ya en el junio de 2014.

Deseo también crear una relación de socio estratégico en la cooperación económíca con los EE.UU.. El PDP quiere promover el intercambio y la cooperación de la infraestructura de próxima generación, incluyendo el Internet de cosas, computación en nube, datos masivos, y las nuevas industrias fundadas en las tecnologías de informática y telecomunicación, o sea la llamada "La Cuarta Revolución Industrial" o "Industria 4.0" Voy a promover mayor cooperación entre las empresas taiwanesas y las estadounidenses, a fin de revitalizar las industrias de informática y de tecnología de telecomunicación.

En cuanto al comercio internacional, Taiwan tiene necesidades inminentes para participar en el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP en su sigla en inglés).Queremos participar por lo menos en la segunda ronda de negociación. Para tal motivo he establecido un grupo operativo para el TPP, a fin de estudiar todas las influencias que la liberalización de comercio causará en todos los aspectos vitales. Lo que discutiremos abarcarán a: modificaciones estructurales y las necesidades de reformas, cómo adaptarse a los estándares internacionales, la racionalización y la simplificación de las regulaciones y procedimientos burocráticos,así como inversiones a sectores específicos. Queremos asegurar que Taiwán pueda enfrentar efectivamente a los desafíos de la globalización.

Me gustaría agradecer al Gobierno de los EE.UU por haber expresado su bienvenida a la intención de Taiwán de participar al TPP. Aquí me gustaría también reiterar que estoy determinada para que Taiwán esté preparado en todos los aspectos para participar en el TPP.

La red de seguridad social

El crecimiento económico le permitirá al Gobierno de Taiwán tener más recursos para la inversión de la infraestructura social. El PDP ha divulgado un proyecto de red social con la base comunitaria, y lo ha puesto en marcha en unas municipalidades. También planeo invertir en viviendas sociales y el sistema de cuidado prolongado. Estas son las demandas urgentes de un Taiwán que se está moviendo hacia una sociedad envejecida.

Aquí quiero enfatizar que las inversiones en la red de seguridad social no se limitan a gastos en beneficios, sino también tiene sentido económico ya que atienden a las necesidades locales, y crean empleos in situ.

Para que la economía taiwanesa sea más competitiva, y su democracia pueda fortalecerse, debemos establecer un ejército nacional que puede defender el país y mantener la paz. Debemos ayudar a crear un ambiente regional amigable. Por supuesto la relación pacífica y estable con China es uno de los componentes más críticos.

La defensa nacional

En cuanto a la defensa nacional, creo firmemente que para que Taiwán sea un socio confiable en la seguridad regional, las inversiones adecuadas en disuasión efectiva son vitales. Enfrentando a crecientes amenazas militares a nuestra seguridad, el desarrollo de la capacidad de una guerra asimétrica, constituye un elemento importante para la estrategia de disuación. Concretamente, vamos a reinforzar cooperaciones militares con países amigables, modernizar entrenamiento del personal militar, y comprar equipos necesarios para la defensa nacional.

La transición a un ejército voluntario es en sí todo un desafío. Me comprometo a proveer entrenamientos y capacitación necesarios para los militares tanto en servicio como los en la reserva. Ésto no sólo profesionalizará al ejército, también ofrece una buena conexión de empleosy habilitación entre los militares en servicio y sus trabajos al salir del ejército.

Es de vital importancia continuar fortaleciendo la cooperación militar entre Taiwán y los EE.UU.,en conformidad con la Taiwan Relations Act y los intereses mutuos en la seguridad regional. Taiwán es y será un socio confiable de los EE.UU. para asegurar y mantener la estabilidad y paz en la región, y para enfrentar las amenazas no tradicionales de seguridad tal como la seguridad del Internet.

Además de las compras de sistemas de armamentos y el acceso a la plataforma de seguridad común con otros países, estoy determinado para invertir más en los programas locales de defensa nacional, los cuales abarcan más investigación y desarrollo, a fin de cumplir con las necesidades de defensa nacional a largo plazo. Estas inversiones crearán eventualmente beneficios reales para la economía de Taiwán, de forma que son inversiones a largo plazo tanto para la defensa nacional como para la economía.

Las relaciones con los EE.UU. y la participación internacional

Debido a valores e intereses comúnes, Taiwán y el pueblo taiwanés siempre tenemos lazos afectivos muy especiales en la política, seguridad, economía y cultura con los EE.UU. No obstante, no podemos dar esto por hecho. Voy a asegurar que Taiwán seguirá cooperando de cerca con los EE.UU., promoviendo interés común entre ambos países. Sólo apoyarán a Taiwán internacionalmente cuando somos un socio confiable para promover relaciones pacíficas proactivas.

Bajo mi supervisión, Taiwán tendrá participación significativa y contribuciones en los asuntos internacionales, siempre y cuanto que no nos discriminen. Estas contribuciones incluyen esfuerzos conjuntos en ayudas humanitarias, asistencia en desastres naturales y humanos, asistencia médica y económica. Las activas organizaciones no gubernamentales (ONG) de Taiwán brindarán su aporte también. En la parte central de Taiwán tenemos un centro de entrenamiento moderno de auxilio y rescate en desastres. Voy a expander la operación de este centro para que sea un centro de entrenamiento internacional. También voy a promover la cooperación antiterrorista con los EE.UU. basando en la Iniciativa de Seguridad de Contenedores y la Iniciativa de Megapuertos, y compartiendo experiencia con todos los países de la región.

En el previo gobierno de PDP, hemos creado la Taiwan Foundation for Democracy, así como el Comité de las ONG, para promover los valores democráticos y participación significante en los asuntos internacionales. Si el PDP llega al poder de nuevo, vigorizaré de nuevo estas dos instituciones.

El nuevo gobierno de PDP buscará mayor contribución en la participación internacional, y será un socio confiable.

Relación bilateral entre Taiwán y China

Me comprometo a establecer una relación consistente, previsible y sostenible con China.

Las relaciones con China deben ser consideradas en un contexto a largo plazo. En Taiwán, después de la democratización, tres presidentes elegidos democráticamente y varios movimientos populares que han forjado una voluntad social potente, los valores de la libertad y democracia están profundamente arraigados en el corazón de todo el pueblo. Una presidenta, elegida directamente por el pueblo, representa a todo el pueblo taiwanés en las relaciones exteriores. De manera que cuando promueve las políticas bilaterales con China, debe soprepasar las diferencias partidarias, abarcando diferentes opiniones. Cuando un líder toma una decisión, tiene que tomar en consideración el consenso social. Y en Taiwán ya tenemos un consenso amplio, que es mantener el status quo.

He declarado y reiterado muchas veces mi posición en cuando al mantenimiento del status quo últimamente, y creo firmemente que esto es de mejor interés para todos interesados involucrados.

De forma que si me eligen como Presidenta, voy a impulsar el desarrollo pacífico y estable de relaciones con China, siguiendo a la voluntad del pueblo taiwanés, bajo el sistema constitucional actual.

Hay que apreciar y mantener los resultados acumulados obtenidos por negociaciones e intercambios por más de 20 años por los dos lados del Estrecho de Taiwán. Y es sobre este fundamento sólido que voy a continuar promoviendo el desarrollo pacífico y estable de las relaciones con China.

Voy a impulsar la legislación de la Ley de Supervisión de Acuerdos con China, a fin de establecer regulaciones comprensivas para los contínuos intercambios. Aquellos acuerdos con China todavía en negociación o revisión, también serán revisados de acuerdo a esta ley para seguir su negociación.

Lo último, pero también lo más importante, es que voy a fortalecer nuestras instituciones democráticas, protegiendo el derecho del pueblo para elegir nuestro futuro. Cuando impulsamos intercambios y diálogos constructivos con China, voy a asegurar de que el proceso sea totalmente democrático y transparente, y el beneficio que éste genera, sea compartido equitativamente por toda la sociedad.

Conclusión-Creando Nuevos Valores Asiáticos

Taiwán se encuentra en una encrucijada, tanto histórica como cultural. Mientras que en muchos países asiáticos, el pueblo todavía sufren por opresión autoritaria, en Taiwán estamos orgullosos por haber establecido una democracia funcional. Apreciamos todos los derechos sociopolíticos y libertad personal por los cuales hemos luchado, así como esta sociedad civil y la libertad para elegir que surgieron como resultados de lo mencionado.

Mientras que en Asia enfrentamos creciente amenaza por el nacionalismo, expansionismo y conflictos militares, esforzaremos para promover una diplomacia pacífica y proactiva, tratando de crear la paz y la estabilidad regional a través de un espíritu de solidaridad e intercambio.

Mientras que la globalización causa caos económico en muchos lugares, generando la insostenibilidad de recursos naturales e injusticia, especialmente para la generación joven, el PDP ya está preparado para impulsar un nuevo modelo de desarrollo económido en Taiwán, para que se transforme en una nueva economía basada en innovación, creación de empleos y una distribución igualitaria. También vamos a construír una red de seguridad social basada en la comunidad, a fin de compensar el sistema de cuidado tradicional que consiste en la familia, la cual va a ser un fundamento importante para la innovación, la sostenibilidad, la distribución igualitaria y la justicia

En síntesis, estamos creando un modelo del Nuevo Valor Asiático, y durante este proceso, Taiwán puede ser un modelo a seguir e una inspiración para otros. Con este Nuevo Valor Asiático, iluminaremos a Taiwán y a toda la Asia.

Muchísimas gracias a todos.